El valor de la madera, refleja la naturaleza de nuestro propio carácter y personalidad